BFUN GROUP INAUGURA ESTA SEMANA FOODERS

La última propuesta gastronómica del centro de la capital alicantina empieza a tomar forma: la empresa oriolana (aunque con raíces alemanas) Fresco, especializada en el fast food artesanal elaborado con ingredientes frescos, ultima la apertura de un nuevo local en la calle Castaños, epicentro de la oferta gastronómica y de ocio en la capital al calor del ‘tardeo’. Fresco operará en la capital alicantina con una nueva marca, ‘Fooders‘, y abrirá sus puertas con una carta de excepción, elaborada por el chef alicantino David Ariza.

La apertura está prevista para la primera semana de julio en el local de la calle Castaños 16, casi al final del tramo peatonal de la vía, donde anteriormente se ubicaba el restaurante Mediterrani. El local se encuentra junto a otro restaurante, El Suquet de Castaños 16, y justo frente al establecimiento especializado en vinos Syrah y los apartamentos de lujo de Salvetti Suites. Los trabajos para la reforma avanzan a marchas forzadas para abrir en una semana, mientras la marca ha comenzado ya a promocionarse en las redes sociales.

Fresco abrió sus puertas hace diez años en el centro comercial La Zenia, en Orihuela Costa. Actualmente cuenta con otros dos establecimientos (uno en Torrevieja y otro en Murcia), y da empleo a 34 personas. Su propietario, el empresario de origen alemán afincado en Orihuela Thomas Wolfang, posee varios negocios en el sector turístico en el litoral de la Vega Baja: restaurantes de playa, servicios náuticos, una distribuidora de productos de alimentación, la línea de restaurantes Fresco The Fresh way, y otro de alta cocina (Glass House). En 2014, Wolfang fue finalista del premio Jovempa al mejor joven empresario.

En los restaurantes de la línea Fresco, la empresa oriolana ofrece pizzas, pasta, hamburguesas, sándwiches y bocadillos, ensaladas o kebab elaborados con productos de proximidad, adquiridos en su inmensa mayoría a proveedores locales, frescos y sin procesar. En el caso de Fooders, la empresa mantendrá la misma filosofía, aunque con una carta algo más elaborada. Para ello ha contado con el chef alicantino David Ariza, exponente del movimiento a favor de la identidad alicantina en la cocina, a quien le une su apuesta por el producto de proximidad.

Ariza, que en los primeros compases de su carrera tuvo sus propios restaurantes, se define en la actualidad como “cocinero freeland” en un juego de palabras con ‘tierra’ en inglés y el concepto freelance. Considerado uno de los más tenaces divulgadores de la cultura gastronómica mediterránea, es el responsable de las cartas de locales como el Fresch Bar y el Amasable en Alicante, el Cup de Bérnia en Xaló, el Bump Green en Madrid, o el Nyam Casual Food en Benidorm, que es su último proyecto en la provincia con el pescado como protagonista.

Ariza, de hecho, lleva años trabajando en la recuperación de especies marinas y plantas silvestres para su uso en la cocina, proyectos en los que colabora con la Universidad Miguel Hernández, los Centros de Turismo (CdT) de Alicante y las Cofradías de Pescadores de Santa Pola y Xàbia. En su nueva propuesta para Fooders, los productos de Alicante tendrán como no puede ser de otra manera un especial protagonismo.

fuente: AlicantePlaza

Puedes ver aquí el contenido original